Nuestra filosofía

#Turistopia en tres palabras: aprender, colaborar y compartir. Así de sencillo

Tres conceptos básicos en la educación de toda persona.Tres conceptos básicos de nuestra sociedad. Tres conceptos básicos que nos diferencian de las “bestias” porque somos capaces de razonar, de actuar de manera premeditada pensando en nuestro futuro y de obedecer unas leyes verbales, escritas y/o morales. Turistopía pretende demostrar que las cosas se pueden hacer de muchas maneras diferentes tirando del hilo. Del hilo del turismo.

aprenderLa vuelta al cole:

Los niños pequeños van al colegio para aprender a leer, sumar, y sobre todo, para aprender una serie de valores y a comportarse “debidamente” en sociedad. Pero lo mejor de todo es que lo hacen de manera divertida, con juegos y canciones y aprenden no solo una cosa al día como los perros viejos, sino miles de conceptos sin ningún tipo de esfuerzo y sin prejuicios ni limitaciones ¿Por qué? Porque lo divertido “entra solo”.

 

En Turistopía intentamos hacer que nuestro encuentro sea un proceso de aprendizaje divertido, donde las ideas entren por osmosis.

colaborarLa división de tareas:

Todas las leonas cazan y todos los leones protegen la manada mientras se echan una siesta como el rey de la selva que son. Pero los seres humanos descubrimos hace mucho tiempo que es muy difícil criar niños, cazar, hacer la cena, lavar la ropa y estar guapa/o para el rey/reina de la casa al mismo tiempo así que decidimos especializarnos y trabajar juntos. Es un concepto que cuesta a los niños porque siempre prefieren que sea otro el que tenga que recoger los juguetes o poner la mesa y esta tendencia se perpetúa en los adultos aunque sepamos que cuando se coopera se pueden construir Torres de Babel a través de las sinergias y el bien común.

Con Turistopía pretendemos crear un ambiente donde surjan ideas y proyectos comunes más grandes que las partes individuales.

compartirCompartir:

Lo mío mío y lo tuyo nuestro. Los niños dominan esta frase a la perfección y no suelen compartir más de una pipa, aunque tengan todo un paqute y eso bajo presión de los padres. Poco a poco aprenden que compartir es necesario si queremos que otros compartan con nosotros, pero por alguna razón los adultos no predicamos con el ejemplo. Pero compartir es bueno y eso lo sabemos todos.

 

Al venir a Turistopía los ponentes y los asistentes compartimos ilusiones para inspirar nuevos proyectos.